50 parteras serán capacitadas en Quintana Roo

50 parteras serán capacitadas en Quintana Roo

La titular del Programa de Salud Materna y Perinatal Jurisdiccional, Elidía Pescador Canales, destacó que en QRoo hay muchas mujeres que deciden atenderse con parteras
Redacción | UN1ÓN | 29/01/2016 09:31

Las parteras tradicionales en el estado son vistas como parte del componente comunitario en la atención de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, por lo que autoridades de Salud las capacitarán.

La responsable del Programa de Salud Materna y Perinatal Jurisdiccional, Elidía Pescador Canales, expresó que son 50 las parteras que iniciaron la instrucción.

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos, Jorge Gutiérrez Contreras, manifestó que la primera capacitación comprendió a parteras de Puerto Morelos, Lázaro Cárdenas, Leona Vicario y Playa del Carmen.

Agregó que el curso tuvo una duración de tres horas y se realizó en las instalaciones de la Jurisdicción Sanitaria número dos.

Los temas abordados fueron control prenatal, alimentación en menores de un año de edad, alimentación materna, promoción de métodos anticonceptivos, datos de alarma en el embarazo, lactancia materna y vacunas en el embarazo, así como datos de alarma en el embarazo.

Pescador Canales destacó la importancia que tiene la capacitación porque en Quintana Roo hay muchas mujeres que deciden atenderse con parteras, quienes son las principales promotoras de salud con las embarazadas.

Precisó que son las parteras quienes canalizan a pacientes a hospitales de referencia cuando detectan la presencia enfermedades.

La especialista explicó que una mujer debe acudir a consulta dentro de los tres primeros meses de embarazo, para llevar seguimiento y detectar a tiempo posibles problemas o complicaciones.

“Periódicamente deben realizarse estudios de sangre y laboratorio para llevar un control, así como evaluar si existe alguna enfermedad como obesidad, diabetes, sobrepeso o enfermedades sistémicas”, precisó.

Añadió que un embarazo de alto riesgo es considerado en una mujer menor de 20 años y mayor de 35 años, personas con hipertensión, diabetes, enfermedades crónicas, mujeres que hayan tenido más de cinco hijos, madres que hayan tenido nacimiento de hijos prematuros, cesáreas previas e infecciones crónicas de vías urinarias o que hayan tenido un embarazo en menos de dos años.