Autoridades buscarán comida en mal estado

Autoridades buscarán comida en mal estado

15 verificadores irán a restaurantes, hoteles, mercados, plazas, tianguis, gasolineras, baños públicos, terminales marítimas y terrestres
Redacción | UN1ÓN | 02/07/2015 06:20

Autoridades estatales anunciaron la implementación del Operativo Sanitario Verano 2015, con el objetivo de proteger a población y visitantes de males gastrointestinales durante el periodo vacacional de verano, a partir de este 1 de julio y hasta el 15 de agosto.

El coordinador de Protección Contra Riesgos Sanitarios de la Zona Norte, Miguel Ángel Gutiérrez Contreras, precisó que en el operativo participan 15 verificadores que intensifican vigilancia sanitaria en restaurantes y zona hotelera, mercados, plazas, tianguis, gasolineras, baños públicos, terminales marítimas y terrestres.

Detalló que realizarán visitas para constatar las condiciones sanitarias de establecimientos que manejan alimentos y bebidas y se tomarán muestras de alimentos, agua, hielo, pescados y mariscos, para constatar que no se expendan productos en mal estado o contaminados.

Todo producto que muestre signos de descomposición será destruido al momento para evitar que se comercialice, advirtió.

En el municipio Benito Juárez existe un padrón de establecimientos comerciales de 113 pescaderías, 12 congeladoras, 70 coctelerías, 67 purificadoras de agua, 10 fábricas de hielo, 456 restaurantes y 967 restaurante-bar, a los que se realizará visitas aleatorias para su verificación y toma de muestras.

Agregó que también hay un padrón de 10 mercados, cuatro terminales terrestres, seis terminales marítimas, 13 plazas comerciales, ocho baños públicos, siete playas y 45 gasolineras, cuyas instalaciones se someterán a vigilancia, para garantizar la limpieza sanitaria y el uso de agua clorada.

El funcionario dijo que además capacitarán en fomento sanitario al personal de los establecimientos, sobre el adecuado manejo de los alimentos y la higiene de los prestadores de servicios.

Así como la limpieza y uso de indumentaria adecuada para la atención del servicio (que comprende uñas y cabello corto, sin que porten tintura o alhajas, uso de gorra y mandil), para prevenir cualquier daño o riesgo a la salud de la población.