10 datos sobre el 'fenómeno' de los Mirreyes

10 datos sobre el 'fenómeno' de los Mirreyes

Los mirreyes se define por características muy específicas; un estudio de Universidad de Jaén, en España, analiza esta subcultura nacida en internet
Laura Islas | UN1ÓN | 04/01/2015 07:00

Los mirreyes forman parte de una subcultura juvenil que nació en Internet y encontró su apogeo en las redes sociales.

Un estudio de antropología publicado por la Universidad de Jaén, en España, revisa cuáles son las principales características de este fenómeno.

Conoce las principales características de la subcultura de los mirreyes, de acuerdo con el texto académico realizado por Ozziel Nájera Espinosa y Gladys Ortiz Henderson, investigadores de la Universidad Iberoamericada y de la Universidad Autónoma de México.

1. No son una tribu urbana

Contrario a lo que se puede llegar a pensar, los mirreyes no son una tribu urbana, debido a que no se apropian de algún espacio público.

“Esta subcultura juvenil no se distingue precisamente por moverse en lugares en los que la mayoría de las tribus urbanas se desplazan, no se apropian del espacio público, no lo delimitan o marcan, no tienen áreas de expresión fijas y éstas siempre varían según las tendencias que la moda marque, de ahí que sean mejor catalogados como subcultura y no como tribu urbana”, explican los académicos.

2. Evolución de los juniors

Los autores de este texto explican que el mirrey es la evolución de lo que hace años se denominó como los juniors o ‘hijos de papi’. 

“Los mirreyes son los juniors de la actualidad. Los juniors, también llamados hijos de papi o niños popis no son novedad pues al parecer surgen en México como imagen cultural en la década de los 80 del siglo XX como una variedad de los llamados chavos fresas”, detalla el estudio.

Y añade: “Los junior son aquellos jóvenes que además de fresas tienen una posición económica que los ubica en los sectores económicos más altos de la sociedad: la clase social rica de México”.

3. Luis Miguel y Palazuelos, sus gurús

Los autores señalan que Luis Miguel y Roberto Palazuelos son las dos figuras emblemáticas y a imitar por parte de los mirreyes. “El mirrey sueña con tener el estilo de vida de Luis Miguel, Jaime Camil o de Roberto Palazuelos de quienes se habla por sus conocidos excesos y roces con artistas y mujeres bellas”. 

4. Su consumo cultural

A los mirreyes no les interesa la cultura ni estar informados, aunque algunos tienen vínculos con la política.

“No sienten atracción por la literatura o el cine de arte y mucho menos por leer el diario. Quizás las únicas publicaciones periódicas por la que suelen estar preocupados –y porque a veces llegan a aparecer en ella– son revistas como Quién, Caras o Club Ibero, por lo que siempre portan sus mejores atavíos para estar preparados para cualquier ocasión que se presente”.

Con respecto a su gusto musical, el estudio señala que éste es “muy limitado a lo que se escucha en la discoteca o lo que generalmente está en el mainstream que por lo regular es música dance. Artistas como David Guetta, Hillary Duff, Nelly Furtado, Justin Bieber, Black Eyed Peas”.

5. Su apariencia

El mirrey se define por características muy específicas, el estudio los califica como sujetos con personalidad acapulqueña, que viven en una situación de eterno verano. 

Su apariencia física es lo más importante para ellos. “El cuerpo del mirrey es laboriosamente trabajado en gimnasio para ser exhibido durante sus estancias en la playa, en las albercas y en los centros nocturnos. El bronceado es indispensable pues es la clara señal de que pueden visitar constantemente el mar y que suelen pasar largas siestas en sus yates rodeados de mujeres. Los lentes oscuros son un objeto básico para posar y para ocultar su casi perpetuo estado ebriedad”. 

6. Cultura parental

A los mirreyes les gusta presumir su origen familiar, “pues saben bien que el dinero que tienen se debe a su familia, pero sobre todo a algún pariente hombre como “el papá”, “el abuelo” o el “bisabuelo”, quien tuvo el atino de trabajar y hacer dinero para que hoy ellos lo disfruten”.

Muchos de estos jóvenes provienen de núcleos familiares disfuncionales donde lo más importante es fingir que todo está bien. “Al parecer lo único que une a los miembros de estas familias es el dinero y el apellido al que deben honrar a toda costa”, detalla el estudio.

7. Champaña y drogas

Así como a los narcotraficantes se les identifica con el whisky Buchanans, la bebida de los mirreyes es la champaña.

En sus fotos gustan de presumir cómo consumen botellas como Moët & Chandon o Dom Pérignon. A esta bebida el mirrey la llama ‘el champú’.

Sin embargo, no es la única bebida alcohólica que consumen; también suelen frecuentar el vodka o la cerveza.

Además del alcohol, algunas drogas son parte de su vida social y personal, señala el estudio. “El alcohol y drogas como la coca y la marihuana sin duda alguna son parte importante de su vida social y personal. Algunos de ellos llegan a dejar la escuela para meterse en programas de rehabilitación”. 

8.  Su clasificación

De acuerdo este texto, hay tres tipos de mirreyes:

  • a. Los mirreyes “mirreyes”: Son los jóvenes millonarios que no esconden su situación de extrema riqueza y que aceptan abiertamente su condición de mirrey.
  • b. Los mirreyes “de clóset”: Son jóvenes que tienen todas las características de un junior o mirrey pero se avergüenzan un poco de presumir y malgastar su dinero. Niegan ser mirreyes.
  • c. Los mirreyes “blufferos” o los “shabbys”: Son jóvenes que no son tan ricos como los primeros y que pertenecen más bien a una clase social alta o media alta pero aún así
  • tienen el suficiente dinero para vestir, pasear y gastar casi como un mirrey. Para los mirreyes millonarios este tipo es una ‘copia barata’ de ellos mismos. También les llaman mirreyes de outlet.

9. Machistas

Esta subcultura juvenil es machista y misógina. El estudio refiere que para el mirrey las mujeres sólo tienen una finalidad: tener relaciones sexuales.

“Su objetivo en una noche de antro o cuando andan en el pedo es el ir detrás de las pieles, nalgas, lobsters, lobas o lobukis, como suelen llamar a las mujeres que no presentan problema en tener una relación sexual casual, en cuanto se conocen”, señala el texto. 

Posteriormente, los mirreyes suelen alardear de sus encuentros sexuales.

A la par, los mirreyes buscan casarse algún día con una ‘niña bien’ o de buena familia, diferente a las jóvenes con las que mantienen encuentros sexuales ocasionales.

10. Posmodernos

De acuerdo al estudio de la Universidad de Jaén, “el mirrey es un joven que encarna el espíritu de los tiempos posmodernos. El mirrey es un individuo narcisista, volcado en sí mismo, en su pequeña y limitada esfera mirrey, que se hunde en la moda y en el mainstream, no le interesan las cosas cruciales de la vida colectiva y sólo le entusiasma el presente, jamás el pasado y mucho menos el futuro”. 

Los mirreyes viven sin objetivos y sin sentido, concluyen los especialistas; lo único que buscan es divertirse, concluye.

VER: La evolución de los Mirreyes 

MIRREYES TEXTO ACADEMICO by Laísa Salander