El origen militar de algunas frases cotidianas

El origen militar de algunas frases cotidianas

Algunas de las palabras y frases que utilizan muchas personas de manera común, tienen su origen en el ejercito
Orlando Oliveros I UN1ÓN | 17/09/2014 06:00

Muchas expresiones comunes en el lenguaje de hoy en día tienen su origen en situaciones de naturaleza militar; en especial, muchas frases populares en la lengua española.

De hecho algunas de estas frases tuvieron su génesis durante la época en que la unidad militar española más reconocida eran los tercios; considerados el primer ejercito moderno europeo.

A continuación te presentamos algunas de estas frases que han sobrevivido al paso del tiempo y se han popularizado a tal grado que, hoy en día, es muy común su uso en países de habla hispana. 

Lee más

Ver: Amaranto, el sangriento y alucinógeno dulce mexicano

Ver: La muy sabrosa historia del taco

Ver: 5 inventos hechos por mujeres... ¡que no imaginas!

1) Me importa un pito

El "pito" era el chico que tocaba tal instrumento en el ejército y su paga era muy baja; por lo tanto cuando utilizamos la expresión "me importa un pito" quiere decir que se le está dando muy poco valor o interés al asunto en cuestión.

2) Meterse en camisa de once varas

La camisa o cortina es la denominación medieval de un lienzo de muralla, espacio entre dos torres y las varas eran una unidad de medida por lo que once varas son unos diez metros lo que implicaba una muralla demasiado alta para ser tomada; actualmente esa expresión se utiliza para las personas que intentan hacer algo demasiado complicado para nosotros.

3) Chusma

La chusma eran los prisioneros condenados a remar en galeras y por tanto encargados de la tareas más ingratas.

4) Camarada

Su origen viene de cuando las unidades militares españolas denominadas "tercios" tenían que prolongar su estancia en algún sitio; los soldados se reunían en grupos de ocho o diez para hacer "camarada" o "camareta"; los integrantes de cada grupo juraban entre si proporcionarse ayuda en la necesidad y la enfermedad como si fueran hermanos.

5) No hay moros en la costa

Las costas de España estuvieron dos siglos sometidas a la piratería y para evitar tales ataques, se trasladaron las poblaciones ubicadas en las costas hacia tierra adentro al mismo tiempo que se colocaron vigías en las costas, para avisar de algún arribo o situación peligrosa que acehcara al pueblo. 

Cuando no había moros en la costa significaba que no había peligro.

Con información de ABC

Lee más

Ver: 5 muertes absurdas en la historia

Ver: Coliseo romano recupera sus colores originales

Ver: Machu Picchu, un nuevo camino a la ciudad sagrada