Mayas: sus fascinantes revelaciones de un tiempo sin fin

Mayas: sus fascinantes revelaciones de un tiempo sin fin

A partir de hoy y hasta abril de 2014, el Tablero del Trono del Templo XXI de Palenque y otras 479 piezas mayas, varias de ellas nunca antes expuestas, podrán ser admiradas en Palacio Nacional
Redacción | UN1ÓN | 14/12/2013 07:00

El Tablero del Trono del Templo XXI de Palenque es una pieza en piedra caliza que registra una ceremonia de autosacrificio y en el que aparecen dos deidades y tres gobernantes. La pieza fue descubierta en 2002 y nunca se había exhibido en México.

A partir de hoy y hasta abril de 2014, el Tablero del Trono del Templo XXI de Palenque y otras 479 piezas mayas, varias de ellas nunca antes expuestas, podrán ser admiradas en Palacio Nacional en la exposición "Mayas. Revelación de un tiempo sin fin". 

La exposición fue inaugurada por el presidente Enrique Peña Nieto en la Galería del Palacio Nacional. Al evento asistieron también Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública, y el presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa. 

VER: Peña Nieto inaugura exposición sobre los mayas

Algunas otras de las piezas que podrán ser vistas los hallazgos en las tres tumbas recién descubiertas en Campeche en Calakmul, Balamkú y la isla de Jaina.

Además, los asistentes a "Mayas. Revelación de un tiempo sin fin" podrán contemplar urnas, incensarios, cerámica, estelas, dinteles, máscaras funerarias de jade, una cruz atrial, huipiles y otros objetos de esta cultura, que forman parte desde el periodo Formativo (2500 a.C.) hasta la actualidad.

La especialista de cultura maya Mercedes de la Garza explicó a EL UNIVERSAL que "muchas de estas piezas estaban en bodegas, las sacamos, se restauraron y se trajeron a exhibición; hay muchas piezas emblemáticas, algunas muy conocidas, pero hay muchas novedades".

De la Garza, quien fue curadora de la muestra, Mercedes de la Garza, comentó las piezas fueron seleccionadas por su valor estético y plástico, como por su significación histórica, con el fin de mostrar las formas de vida, la organización sociopolítica, la conciencia histórica, la religiosidad y la cosmovisión de los mayas.

La muestra está dividida en seis secciones y reúne piezas de colecciones provenientes de museos como el Nacional de Antropología y varios recintos de la región maya de México (Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo) , así como de los museos Nacional de Arqueología y Etnología, Popol Vuh y Miraflores, de Guatemala.

Éstas son las secciones que abarca "Mayas. Revelación de un tiempo sin fin":

  1. El hombre frente a la naturaleza: plantea la relación de los mayas y del mundo indígena prehispánico con los animales y las plantas, por lo que se exhiben diversas representaciones plásticas de flora y fauna.
  2. Comunidad y vida cotidiana: muestra a la sociedad maya en sus diversos aspectos, con énfasis en las ofrendas, indumentaria, ornamentos corporales y costumbres alimenticias.
  3. El corazón de las ciudades: incluye elementos arquitectónicos, escultóricos y pictóricos de áreas ceremoniales de algunas de las grandes ciudades mayas. 
  4. El hombre frente al tiempo y los astros: donde se exhiben inscripciones de tipo astronómico y calendárico en piedra y estuco, con sus lecturas epigráficas.
  5. Las fuerzas sagradas: mediante figurillas características de deidades femeninas y de dioses representados en cerámica, esculturas, urnas, incensarios, explica las ideas religiosas y la sacralidad de esta cultura antigua.  
  6. Mayas coloniales y modernos: con piezas del periodo virreinal, entre ellas una cruz atrial que representa su integración al cristianismo. En la parte dedicada a los mayas actuales, se exhiben huipiles, tambores y otros objetos de la vida cotidiana de esta etnia, además de un cuadro de la pintora Leonora Carrington, El mundo mágico de los mayas

Con información de EL UNIVERSAL