Seis universidades se suman al Acuerdo para la Sustentabilidad 2030

Seis universidades se suman al Acuerdo para la Sustentabilidad 2030

El acuerdo tienen como propósito impulsar acciones de investigación y formación de audiencias jóvenes en temas de sustentabilidad
Redacción | UN1ÓN | 26/12/2017 11:11

Seis instituciones de educación superior de la Península de Yucatán se sumaron al  Acuerdo para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán, ASPY 2030 promovido la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) mediante la firma del de la declaratoria conjunta del sector de educación a nivel superior para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán.

Las instituciones de educación superior firmantes son la Universidad Autónoma de Yucatán; la Universidad de Quintana Roo; la Universidad La Salle Cancún; la Universidad Autónoma de Campeche; el Instituto Campechano y la Universidad Marista.

El evento estuvo presidido por los Secretarios del ramo medioambiental de los tres estados de la Península, Eduardo Batllori, de Yucatán; Alfredo Arellano, de Quintana Roo, y Roberto Alcalá Ferraez, de Campeche, Raúl Godoy Montañez, titular de la Secretaría de investigación, Innovación y Educación Superior del Estado de Yucatán así com los rectores de cada una de las instituciones académicas firmantes.

Las instituciones signatarias dan forma a una coalición vinculada al Acuerdo para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán 2030 que tendrá como propósito impulsar acciones de investigación y formación de audiencias jóvenes en temas de sustentabilidad.

De esta manera, la alineación entre gobiernos, empresas, instituciones académicas y sociedad civil permitirá ubicar a la Península como una región líder de sustentabilidad y baja en emisiones de carbono a nivel nacional e internacional, algo altamente necesario a la luz del combate a los grandes retos ambientales y climáticos que enfrenta todo el planeta.

Durante el 2017, los tres gobiernos, junto con la sociedad civil organizada e instituciones internacionales han llevado a cabo numerosas acciones para vincular el sector ambiental con el de desarrollo rural, fomentar la conservación y el manejo forestal mediante la participación de comunidades y han promovido acciones regionales como el proceso de denominación de origen del Pueblos Maya.