El Niño Héroe olvidado que Benito Juárez mandó a fusilar

El Niño Héroe olvidado que Benito Juárez mandó a fusilar

Entre los cadetes que también combatieron a los invasores se encontraba Miguel Miramón, un joven de 15 años
Redacción | UN1ÓN | 12/09/2019 06:00

Juan Escutia, Agustín Melgar, Juan de la Barrera, Vicente Suárez, Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca son los nombres que la historia recuerda como los Niños Héroes.

Durante la invasión de Estados Unidos a México se libró la Batalla del Castillo de Chapultepec el 12 y 13 de septiembre de 1847.

Ese episodio es recordado por la gesta heroica de un grupo de jóvenes cadetes del Colegio Militar, que se negaron a abandonar sus posiciones pese a que ello les constaría la vida.

Desde la primaria se nos enseñó que son seis los Niños Héroes. Sin embargo fueron decenas los que combatieron contra el ejército invasor.

Entre los cadetes que también combatieron a los invasores se encontraba Miguel Miramón, un joven nacido en la Ciudad de México, el 29 de septiembre de 1831.

Miramón fue hijo de una familia militar, por lo que desde pequeño se vio interesado por las armas e ingresó al Colegio de Militar en 1846, a la edad de 14 años.

Un año después de su ingreso al Colegio Militar, cuando solo tenía 15 años de edad, Miguel Miramón estuvo a punto de perder la vida durante el ataque al Castillo de Chapultepec, pues fue uno de los jóvenes que no desertó y se mantuvo en el combate.

“A las 8:00 de la mañana del 13 de septiembre, el bombardeo cesó y el ejército estadounidense comenzó el ataque. Armados con sus rifles y bayonetas, los jóvenes se mantuvieron firmes. Entre el grupo que defendía las faldas del cerro se encontraba el cadete Miguel Miramón, quien fue herido en el rostro. Estuvo al borde de la muerte a manos de la bayoneta de un militar estadounidense, y sólo la oportuna intervención de un oficial norteamericano impidió que aquel soldado acertara el golpe mortal”, recuerda WikiMéxico, portal desarrollado por la Fundación Carlos Slim que está especializado en la historia de México.

Miramón salvó la vida ese día. Su nombre no es recordado como uno de los Niños Héroes del 13 de septiembre de 1847, entre otras razones porque al paso de los años se convirtió en el enemigo más acérrimo de Benito Juárez, al ser uno de los principales conservadores de la época.

Miguel Miramón se convirtió en general y en Presidente, de hecho, fue el Presidente más joven que ha tenido México, al tener solo 27 años cuando asumió el poder en 1858.

Sin embargo, el joven general dejó el poder político y prefirió regresar al campo de batalla, donde combatió al gobierno liberal encabezado por Benito Juárez y defendió el imperio encabezado por Maximiliano.

En 1867 Miramón fue sentenciado a morir fusilado junto con Maximiliano y el general indio Tomás Mejía. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: