La sangrienta muerte de San Judas Tadeo

La sangrienta muerte de San Judas Tadeo

Este 28 de octubre, los mexicanos católicos celebran al santo de los “Milagros Difíciles”, San Judas Tadeo
La sangrienta muerte de San Judas Tadeo Foto: Especial
La sangrienta muerte de San Judas Tadeo Foto: Especial
Redacción | UN1ÓN | 26/10/2018 15:15

Este fin de semana, es una fecha especial para los mexicanos católicos, ya que el domingo 28 de octubre es el día de San Judas Tadeo.

Así que el templo de San Hipólito, localizado en el cruce de Paseo de las Reforma y avenida Hidalgo en la Ciudad de México, se llenará desde las primeras horas con miles de fieles que le agradecerán  los “milagros” que obtuvieron en este año.

Pero quién fue San Judas Tadeo y por qué es conocido como el santo de los milagros difíciles.

Como lo señala Internetprom, San Judas Tadeo es uno de los santos más populares, a causa de los numerosos favores que consigue a sus devotos que le rezan con fe, principalmente para conseguir empleo, casa u otros beneficios más.

Judas es una palabra hebrea que significa: "alabanzas sean dadas a Dios" y Tadeo quiere decir: "valiente para proclamar su fe".

Según la historia Judas Tadeo era primo de Jesús debido al parentesco con Joaquín y Ana, padres de María.

Durante su adolescencia y juventud, Judas acompaño a Jesús. A Judas se le llama Tadeo para diferenciarlo de Judas Iscariote.

Mientras que AciPrensa indica que Judas Tadeo predicó primero en Judea, luego pasó a Mesopotamia y finalmente en Persia.

En este sitio se reunió con el apóstol Simón y juntos combatieron las herejías de Zaroes y Arfexat, dos sacerdotes paganos que levantaron al pueblo contra las obras de los apóstoles.

La historia cuenta que un día antes de que fallecieran, Judas Tadeo y Simón buscaron alojamiento con un discípulo llamado Semme.

A la mañana siguiente unos sacerdotes idólatras con una gran multitud rodearon la casa y exigieron a Semme que les entregara a los apóstoles o quemarían la casa, ante esto Judas y Simón se entregaron.

Después de ello, a Simón lo mataron partiendo su cuerpo en dos mientras que Judas Tadeo le cortaron la cabeza con un hacha.

VER: Cempasúchil, la triste historia de la flor de muertos