Salma Hayek y su monstruo Harvey Weinstein

Salma Hayek y su monstruo Harvey Weinstein

A través de un artículo publicado en The New York Times, la actriz mexicana narró el acoso y denigración que sufrió
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Redacción I UN1ÓN | 13/12/2017 15:02

Salma Hayek reveló que fue víctima de acoso sexual por parte del productor Harvey Weinstein.

A través de un artículo publicado en The New York Times, la actriz mexicana narró el acoso y denigración que sufrió durante el rodaje de la película Frida.

“Durante años, fue mi monstruo” escribe Hayek sobre Weinstein.

“En mi ingenuidad pensé que se había cumplido mi sueño. Había validado los últimos catorce años de mi vida y había apostado por mí, la “nadie”. Dijo que sí.

“No sabía que muy pronto yo tendría que decir no.

“No a abrirle la puerta a cualquier hora de la noche en hotel tras hotel y locación tras locación donde se aparecía inesperadamente, incluido un sitio en el que estaba rodando una película en la que él ni siquiera estaba involucrado.

“No a bañarme con él.

“No a dejarlo que me viera bañarme.

“No a dejarlo que me diera un masaje.

“No a que un amigo suyo, desnudo, me diera un masaje.

“No a dejarlo que me hiciera sexo oral.

“No a desnudarme junto con otra mujer”.

El acoso de Weinstein sobre Salma puso en riesgo la filmación de Frida, película que estuvo nominada a seis premios Oscar, entre ellos el de mejor actriz.

“Me ofreció una opción si quería continuar. Me dejaría terminar el filme si acordaba tener una escena de sexo con otra mujer. Y demandó que hubiera desnudez total vista desde enfrente. (…)

“Pero esta vez me quedó claro que nunca me dejaría terminar la película sin cumplirle su fantasía, de algún modo u otro. No había cómo negociar”.

Salma grabó la escena, pero tuvo que hacerlo bajo el efecto de un sedante pues tuvo un ataque de llanto.

“Dado que quienes me rodeaban no tenían conocimiento de mi historial con Harvey se sorprendieron mucho esa mañana al verme batallar. No era porque iba a estar desnuda con otra mujer. Era porque iba a estar desnuda con otra mujer por Harvey Weinstein. Pero no podía decirles eso”.

Hayek cuestiona en su texto la falta de igualdad en la industria y agradece a todos “los que están escuchando nuestras experiencias”.

La actriz concluye su texto señalando que “Los hombres acosan sexualmente porque pueden. Y las mujeres estamos hablando porque, en esta nueva era, por fin podemos hacerlo”.

Para leer íntegro el texto de Salma Hayek en New York Times, puedes dar clic en este enlace.