Técnicos pueden ganar más que un profesionista

Técnicos pueden ganar más que un profesionista

Un técnico en transporte puede ganar más que un licenciado en criminología
Pedro Mentado | UN1ÓN | 13/09/2017 06:30

En México aparecieron carreras técnicas mejor pagadas en promedio que los ingresos de las carreras universitarias peor pagadas, revela el estudio Compara Carreras 2017 del Instituto Mexicano de la Competitividad 2017.

De acuerdo con el análisis, las tres carreras técnicas con los mejores ingresos, son: construcción e ingeniería civil; producción y explotación agrícola y ganadera, y servicios del transporte, con sueldos promedio de 9,266, 9,290 y 10,150 pesos mensuales cada una.

En contraste, las carreras profesionales peor pagadas son: Formación Docente para Educación Básica, Nivel Preescolar (8,418); Deportes (8,300); Criminología (8,119), y Filosofía y Ética (8,060).

Según el estudio IMCO de los 10 puestos más difíciles de cubrir en México, 7 se ofertan en la educación técnica.

Y es que, explican los especialistas, la inversión de tiempo y dinero para una carrera técnica es significativamente menor a la de una licenciatura, la duración de los programas es de dos años y el 98% de los estudiantes se encuentran en instituciones públicas.

En el escenario que se abre en el mercado laboral, la educación técnica es una oportunidad para enfrentar la demanda de capital humano altamente especializado y desarrollar talento que hoy en día es escaso.

10 acciones para fortalecer las carreras técnicas:

-La SEP debe agilizar los procesos de actualización de planes de estudio y de oferta educativa para favorecer la innovación.

-En beneficio de los estudiantes y del presupuesto público, se debe flexibilizar la revalidación de créditos entre carreras, instituciones y países.

-Aprender de los modelos exitosos de actualización constante de sistemas como los tecnológicos (seguimiento de egresados) y el CONALEP (retroalimentación con el sector empresarial en el diseño de planes de estudio).

-Las universidades deben justificar públicamente la falta de actualización de sus planes de estudio de manera periódica.

-Integrar en los planes de estudio certificaciones de habilidades que formen estudiantes más competitivos para mercados laborales internacionales.

-Generar habilidades y competencias equiparables con el resto del mundo beneficiaría el retorno sobre la inversión de nuestra educación superior.

-La planeación de la oferta en educación superior debe guiarse con menos inercia y más evidencia.

-Establecer bolsas presupuestales concursables que premien programas rentables y con alta empleabilidad.

-México requiere una política de datos públicos en educación superior que tenga como prioridad a los alumnos.

-La disponibilidad de datos: Fomenta la competencia; Identifica planes de estudios relevantes y valorados por el mercado laboral, e incentiva a las instituciones a comprometerse con la empleabilidad de sus alumnos.