Huracán Wilma, 11 años de lecciones dejadas en Quintana Roo

Huracán Wilma, 11 años de lecciones dejadas en Quintana Roo

El expresidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Abelardo Vara Rivera, dijo que el huracán dejó muchas enseñanzas a los quintanarroenses
Redacción | UN1ÓN | 21/10/2016 11:06

11 años del impacto del huracán Wilma en Quintana Roo, Cancún es un destino renovado, que continúa el aprendizaje de las lecciones dejadas por un fenómeno natural que le causó el mayor daño que haya sufrido en su aún joven historia.

En entrevista con Notimex, el ex presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Abelardo Vara Rivera, recordó las consecuencias del impacto de dicho meteoro que, en categoría 5 y con denominación de "súperhuracán", golpeó a Cancún el viernes 21 de octubre de 2005.

"Son ya 11 años de Wilma, es el más fuerte huracán que haya tenido Quintana Roo; mucho más fuerte que Gilberto, causó mucha tristeza, desolación, dejó mucha destrucción, meses sin trabajar, pero al final del día nos dejó una enseñanza extraordinaria", aseveró.

De acuerdo con el ex dirigente hotelero, esa enseñanza consistió en haber tomado conciencia y seguridad de que en situaciones como ésta realmente hay una gran hermandad en Quintana Roo.

"Los cancunenses y toda la gente, las autoridades y todos éramos una sola persona, estábamos en los mismos objetivos y esa es una enseñanza extraordinaria", mencionó.

Abundó: "Si no fuera así, con este tipo de situaciones difícilmente puedes constatar esa hermandad, nos permitió también asegurarnos de que no estábamos aislados ni estábamos solos y de que no hay tanta maldad como se pregona a veces".

A su parecer, hoy día, la mayoría de la gente en Cancún quiere que las cosas caminen y caminen bien y hace lo posible porque Cancún sea mejor; otra enseñanza, consideró, es que lo ocurrido, "prácticamente, nos renovó Cancún".

Ello, explicó, porque fue necesario renovar todas las instalaciones, todos los hoteles, todos los negocios, todas las casas, y se logró con mucho esfuerzo, con mucho trabajo, con muchas inversiones.

"Cancún fue otro después de Wilma y seguimos trabajando aún mucho más después, porque nos quedamos sin playas, nos quedamos en condiciones difíciles.

"Pero al final ahí están los resultados, tenemos un Cancún renovado, después de Wilma con unas playas extraordinarias; el crecimiento ha continuado, el éxito es de no creerse, todo esto sigue creciendo, sigue la renovación, el camino está marcado, el rumbo está definido", resaltó Vara Rivera.

Indicó que en ese ánimo es necesario continuar el trabajo para aumentar la infraestructura de Cancún, y debe hacerse con todos unidos.

De acuerdo con las más recientes cifras de la Secretaria estatal de Turismo, Quintana Roo ocupa el primer lugar en recepción de turistas internacionales, al captar en el 2015, 10.6 millones de turistas.

Dicha cifra significó 4.9 por ciento más respecto al 2014, mientras que en el primer semestre del 2016, añadió, más de 5.5 millones de turistas han visitado el estado, 1.2 por ciento más que en el mismo periodo en el 2015.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Carlos Gosselin Maurel, exhortó al sector a prepararse para el futuro, en el que prevé una mayor demanda de servicios, debido a la próxima construcción de cerca de 25 mil cuartos de hotel.

Quintana Roo sufrió hace 11 años los embates de Wilma, un poderoso y devastador huracán que afectó principalmente la zona norte de Quintana Roo.

Wilma, de categoría 5, se estacionó durante casi 60 horas y afectó las zonas turísticas y urbanas de Cancún, la Riviera Maya, Cozumel e Isla Mujeres

 Fue la vigésima primera tormenta tropical, y décimo segundo huracán de la temporada de huracanes del Atlántico de 2005 y primero en la historia en ser nombrado con letra "W".