Trata de personas: la otra industria en Cancún

Trata de personas: la otra industria en Cancún

Cancún, Quintana Roo, está entre las 12 ciudades que concentran el mayor índice de casos de trata de personas
Pedro Mentado | UN1ÓN | 30/07/2014 02:00

Cancún, el destino turístico de playa más importante de México, por su esencia económica y su geografía, así como la pobreza, la baja escoloaridad, la migración temporal, la violencia doméstica y otros factores, se convierte en campo fértil para las operaciones de las redes de trata de personas.

De acuerdo con información de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), entre el 2008 y 2013 se han rescatado en Quintana Roo nueve personas de manos de la delincuencia organizada. Al considerar la Península de Yucatán -Campeche, Quintana Roo y Yucatán- la cifra se eleva a 18 personas en cinco años.

Aunque la cifra no parece significativa, considerando que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) estima que entre 16 mil y 20 mil personas son sujetas a la esclavitud sexual o laboral en México, la realidad es que muchos casos no se denuncian, hay dificultad para desarticular las bandas organizadas, la complacencia de autoridades y ambigüedades en los marcos normativos.

Sin embargo, Leticia López Landero, presidenta de la Comisión Especial de Lucha contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados, asegura que Cancún Quintana Roo está entre las 12 ciudades que concentran el mayor índice de de casos de trata de personas, los otros estados, son: Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Nuevo Laredo, Matamoros, Acapulco, Puerto Vallarta, Tapachula, Tlaxcala y la ciudad de México.

Resultados del diagnóstico (Human Trafficking Assesment Tool) realizado por la American Bar Association (ABA), realizado en México, detectaton 47 bandas dedicadas a la trata de personas sexual y laboral, siendo Quintana Roo una de las entidades con mayor riesgo en el ilícito, seguido por: el Distrito Federal, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca y Tlaxcala.

Hay otro indicador que revela la problemática social de la trata de personas, según información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), sobre las desapariciones entre 2006 y 2012, Quintana Roo reporta 74.2 casos por cada 100 mil habitantes, que ubica en primer lugar a nivel nacional.

Ante la creciente problemática, el Congreso local de Quintana Roo expidió en diciembre de 2010, la Ley para Prevenir, Combatir, y Sancionar la Trata de Personas del Estado de Quintana Roo, siendo una de las leyes con los castigos más severos del país.

De acuerdo con los cambios a la Ley de la entidad, se busca combatir la explotación sexual comercial infantil, las penas van desde 7 a los 18 años de cárcel para los delincuentes, con un aumento de hasta el 50 por ciento en la pena dependiendo la gravedad del delito.

Asimismo, el Senado de la República recientemente aprobó reformas a la ley en materia de trata de personas, que endurecen las penas contra este tipo de ilícito, se incorporan nuevas conductas delictivas y se amplían las agravantes. Las penas alcanzan hasta los 60 años de cárcel y multa de más 100 mil días de salarios mínimos.

CASOS DE TRATA, UN PROBLEMA COMPLEJO

En 2013 la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) informó que atendió 90 casos relacionados con trata de personas, en los que rescató al menos a 95 víctimas, siendo un rescate en Quintana Roo.

Según el reporte de la Fiscalía, generado por una solicitud de información iniciada por UN1ÓN, una mujer mexicana mayor de edad, que era explotada sexualmente, fue víctima en tres entidades: Puebla, Quintana Roo y Baja California.

No obstante que es un solo caso, cabe mencionar que la mujer se ubicó en tres lugares diferentes del país, además, la misma información revela que Puebla fue segundo estado con más rescates con 22 en el 2013.

La problemática de la trata de personas es muy compleja, de acuerdo la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, el ilícito se puede dividir en explotación sexual, trabajo o servicios forzados, delitos que quedaron estipulados en el 2012.

CASOS DE IMPACTO

En los casos reportados en últimos meses en los medios locales y que tienen impacto en Quintana Roo, se deja ver la complejidad del problema, por ejemplo, la Fiscalía de Atención a Delitos Sexuales de la entidad informó a principios de febrero de este año, que procesa a Camen Martínez Jiménez por la explotación laboral de cuatro menores de edad, en la delegación Alfredo V. Bonfil, sitio cercano a Cancún.

Según el informe de las autoridades, una menor de 14 años originaria de Guerrero escapó y denunció que otros tres menores trabajaban a la fuerza en la elaboración de piezas de barro de lunes a sábado con jornadas de 7:00 a 19:00 hrs; dos comidas al día y una paga de entre mil 300 y mil 500 pesos mensuales que mandaban a sus padres.

En otro caso, recientemente denunciado, una mujer de 26 años que fue secuestrada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y llevada hasta la Terminal de Autobuses de Cancún, en donde logró escapar y con ayuda de unas monjas acudió a denunciar en la Subprocuraduría de Justicia de la entidad.

De acuerdo con la denuncia de hechos, dijo que fue privada de su libertad cerca de una tienda de conveniencia en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, que la subieron a una camioneta tipo Van, en donde había dos sujetos y cuatro mujeres más en el vehículo.

Según la declaración, la joven originaria de Chiapas, aseguró que fue trasladada a un hotel de Villahermosa, Tabasco, donde le cortaron y pintaron el cabello; y le cambiaron de ropa. Luego fueron llevadas a un autobús de transporte de pasajeros y varias mujeres fueron bajadas en diversos puntos del trayecto del viaje a Cancún. Ella fue la única que llegó hasta esa ciudad.