Succar Kuri, como Florence Cassez, apela al 'debido proceso'

Succar Kuri, como Florence Cassez, apela al 'debido proceso'

La sentencia de amparo detalla los argumentos del criminal y los principios jurídicos que le dan la razón
Redacción | Un1ón Cancún | 28/03/2014 07:00

Un tribunal colegiado dio protección de la justicia federal a Jean Succar Kuri, toda vez que se le privó del derecho a un debido proceso porque la sentencia que lo condena a 75 años de prisión no lleva una firma.

Un1ón Cancún revisó la sentencia de amparo en la que se detallan los argumentos de la defensa legal y los razonamientos judiciales que llevaron a darle la razón al criminal.

Aquí los principales puntos:

¿QUÉ RECLAMÓ SUCCAR KURI?
Succar Kuri dijo que se violaron las garantías que otorgan los artículo primero, 14, 16, 20, 21 y 23 de la Constitución mexicana.

En concreto se reclamó que en la sentencia del 30 de agosto de 2011 consta el nombre y apellido de quien emite el fallo, José Ángel Máttar Oliva (magistrado Titular del Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito); pero no dice el nombre del secretario que autorizó y dio fe de la resolución, la única mención que se hace de dicho servidor público es la siguiente:

ASÍ lo resolvió y firma el Magistrado JOSÉ ANGEL MÁTTAR OLIVA, Titular del Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito, en unión del Secretario con quien actúa. DOY FE.

 

¿TENÍA RAZÓN SUCCAR KURI? ¿QUÉ DIJO EL TRIBUNAL?

Se le dio la razón, pues el sistema legal mexicano establece los principios de legalidad y seguridad jurídica que condicionan la validez de las resoluciones judiciales a que contengan nombre y apellidos de los servidores que intervengan y del secretario que las autoriza y da fe, así como la firma autógrafa de cada uno de ellos.

Se argumentaron secciones del Código Federal de Procedimientos Penales y el artículo 16 Constitucional para señalar que el requisito de la firma comprende tanto el señalamiento del nombre y apellido del funcionario emisor, así como su rúbrica de tipo autógrafa, lo que es aplicable tanto para el servidor público que intervino, así como del secretario que autoriza y da fe.

Es requisito sirve para dar información a las partes que están en el proceso para que puedan plantear la recusación o alegar impedimento contra el servidor público que intervino en el acto.

Al no cumplir la exigencia constitucional se privó a Succar Kuri de tener certeza sobre la autenticidad del acto procesal, por lo cual se declara inválida la sentencia.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DEL AMPARO? ¿QUÉ PASARÁ AHORA?

Sólo tendrán que volver a escribir el documento. El magistrado responsable deberá dejar sin efecto la sentencia y emitirá una nueva que cumpla con la exigencia constitucional.

Ahora sí deberá precisar el nombre y apellido, tanto del magistrado que emita la sentencia como del secretario que la autorice, además de constar la firma autógrafa de cada uno de ellos.

El magistrado responsable deberá hacer este trámite antes de 15 días hábiles; si no cumple le pondrán una multa de 100 días de salario mínimo y la Suprema Corte de Justicia de la Nación lo procesará, lo que puede culminar con la separación de su puesto y su consignación.

Succar Kuri seguirá tras las rejas.

 

LA SENTENCIA

El ciudadano de origen libanés fue encontrado culpable de pornografía infantil y corrupción de menores en contra de siete víctimas, aquí algunos fragmentos de la sentencia:

Jean Touma Hanna Succar Kuri, alias “El Johnny”, es plenamente responsable en términos del artículo 13, fracción II, del Código Penal Federal, en la comisión de los delitos de PORNOGRAFÍA INFANTIL, agravado por haberse cometido en persona menor de dieciséis años (3) y persona menor de doce años (4), y CORRUPCIÓN DE MENORES, en agravio de **********, **********, ********** **********, **********, **********, **********, **********.
 
Al sumarse las penas por cada delito y cada víctima da un total de 112 años seis meses de prisión y una multa (dato reservado por el tribunal).

Aún así, el Código Penal Federal establece que la pena máxima será de 70 años.

Aquí puedes leer la sentencia de amparo: