Tren Transpeninsular: Desmonte en 128 kms de selva

Tren Transpeninsular: Desmonte en 128 kms de selva

De Valladolid a Punta Venado se abrirán brechas en la densa vegetación; adelantan erosión y fragmentación de la biósfera
Sebastián Barragán | UN1ÓN | 05/03/2014 06:00

El principal impacto ambiental del Tren Transpeninsular se presentará en los 128.53 kilómetros que van de Valladolid a Punta Venado, donde se tendrá que habilitar desde cero la infraestructura.

El estudio ambiental del proyecto, al que UN1ÓN tuvo acceso indica que se deberá abrir la brecha mediante el desmonte y posterior despalme del terreno para la construcción de las vías férreas.

Esto tendrá como resultado la fragmentación del hábitat, afectando a la densa vegetación de la zona y la fauna, creando una barrera imposible de atravesar para algunos organismos, fragmentando las poblaciones.

Los principales afectados serán los anifibios, reptiles y mamíferos, pues su hogar quedará dividido en dos.

El suelo también se verá afectado en el nuevo trazo, como resultado de la perdida de la cobertura vegetal; adicionalmente, el viento ejercerá presión que conducirá a la erosión y pérdida de la vegetación.

VERFotos de la ruta del Tren Transpeninsular

En la visita realizada por funcionarios federales y un grupo interdisciplinario se determinaron los componentes ambientales que pueden sufrir alguna alteración a nivel regional:

  • Calidad de agua
  • Usos del agua
  • Patrón de drenaje del agua
  • Nivel freático
  • Disponibilidad del agua
  • Calidad del aire
  • Nivel de ruido
  • Generación de olores
  • Características físicas y químicas del Suelo
  • Grado de erosión
  • Estabilidad edafológica
  • Modificación del relieve del Suelo
  • Cobertura vegetal
  • Diversidad (abundancia y riqueza) de flora y fauna
  • Especies comerciales de flora y fauna
  • Especies bajo protección de flora y fauna
  • Patrones de distribución de fauna
  • Calidad escénica del paisaje
  • Microclima
  • Generación de empleos
  • Economía de la región
  • Estilo y calidad de vida
  • Inmigración
  • Cambio de uso de suelo
  • Patrimonio cultural arqueológico y colonial
  • Pueblos indígenas

En el tramo de Mérida a Valladolid no se tendrá ningún daño adicional, pues en ese tramo ya existen vías férreas.

En la zona que contempla el proyecto se localizan Áreas Naturales Protegidas tanto de carácter federal (Otoch Ma’Ax Yetel Kooh) como estatal (Lagunas de Yalahau) y municipal (Cuxtal), pero ninguna es interferida por la trayectoria del proyecto.

Entre las medidas de mitigación las autoridades proponen construir pasos de fauna para minimizar la división de los corredores biológicos.

El documento que revisó UN1ÓN dice que el proyecto es ambientalmente viable, pero aún falta que las autoridades federales entreguen la Manifestación de Impacto Ambiental, que es el trámite definitivo en la materia.